ArtículosOpinión

Kingdom Hearts y el declive de una saga

¿Por qué una saga tan buena ha decaído de tal manera?

Antes de exponer las palabras que estáis a punto de leer, me veo casi en la obligación de señalar cuánto me duele tener que hablar sobre ello. Y es que Kingdom Hearts, una de las mejores sagas de rol en la historia de los videojuegos está siendo vapuleada.

Puede que muchos no estéis de acuerdo, o puede que sí, pero me veo casi en la obligación de señalar como la que fue mi saga preferida ha sufrido el peso de su propio nombre en pos de los beneficios económicos. No es un secreto que la industria de los videojuegos actualmente busca los beneficios por encima de los resultados (con excepciones, por supuesto). Lo vemos en las políticas de Nintendo, en los DLC’s indiscriminados o en el exprimido de sagas con renombre. Kingdom Hearts no ha sido la excepción y en el siguiente artículo voy a dar mis argumentos de porqué la saga ha perdido calidad hasta convertirse en casi un sinónimo de mofa.

Avisar entonces de que claramente es un artículo de opinión, por lo que tal vez vosotros y vosotras no estéis de acuerdo. No veáis en mi punto de vista un intento de tener la razón absoluta. Lo segundo, el artículo claramente tendrá spoilers, por lo que si no habéis jugado a Kingdom Hearts III absteneos de continuar hasta haberlo hecho.

Y ahora sí, ¡vamos con el artículo!

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es kh_trailer_still_img.jpg

Un inicio que lo tenía todo

Recuerdo todavía cuando ví por primera vez en la televisión el anuncio que enseñaba Kingdom Hearts 1, cuando apenas tenía ocho años. Disney y una atmósfera oscura fueron suficientes para querer conocer de qué juego se trataba. Y me encantó. Si a eso le sumas una historia grandiosa y personajes de Final Fantasy ya tenemos todos los ingredientes para un éxito.

Raro sería que alguien no conociera la historia de Kingdom Hearts, pero por si acaso voy a hacer un inciso para recordar el argumento.

Sora es un niño que vive tranquilo y ajeno a los problemas en compañía de sus dos amigos: Riku y Kairi. Hartos de no vivir aventuras deciden escapar en un bote, cuando una extraña tormenta arrasa con la isla en la que están y una extraña oscuridad con unos seres que parecen sombras los separan. Entonces Sora despierta en otro mundo y sin saber cómo se ve envuelto en un conflicto en el que descubre que es el Portador de la Llave Espada. Listo para encontrar a sus amigos, se embarca en una emocionante y peligrosa aventura por los mundos Disney de la mano de Donald y Goofy.

Kingdom Hearts tenía todos los elementos para triunfar: una buena historia, un buen apartado artístico, enemigos interesantes, un buen sistema de subida de nivel, una banda sonora excepcional y la magia Disney.

La llegada de Kingdom Hearts II

Si bien es cierto que entre Kingdom Hearts y Kingdom Hearts II estaba en título de Gameboy, Chains of Memories, voy a saltar directamente al segundo título de la saga. La segunda entrega llegó en el año 2005 mejorando si cabía a su antecesora.

Este juego continuaba la historia del primero y mejoraba la saga en casi todos sus aspectos. Además, introducía nuevos elementos como los Incorpóreos, los comandos de reacción, nuevos mundos, ataques y formas de Sora. Por si fuera poco, parecía que la historia adquiría un tono algo más maduro en relación a la generación que íbamos creciendo a la vez que la saga. Y después, 13 años con títulos secundarios de por medio como 358/2 Days, Drop to the Distance o Birth by Sleep, (éste último uno de los mejores títulos de la saga a mi parecer). La historia crecía y se completaba y Kingdom Hearts III era más que predecible, pero nunca llegaba.

¿Ha merecido la pena?

13 años de espera, de trailers que nos hacían la boca agua. Hemos visto rediseñarse el juego una y otra vez a través de los adelantos; un título que prometía ser una brutalidad. Y en el año 2019 llegó por fin, después de varios remakes, packs y combinaciones con los que se podría estar más o menos de acuerdo (o no), pero después de ver el 2.8 y la historia de Aqua los fans teníamos más ganas que nunca de saber cómo iba a continuar la historia que nos dejó el juego de 3DS.

Entonces llega el día; a primera hora estoy en la tienda, por fín lo tengo en las manos. Llego a casa nerviosa; no quiero que nadie me moleste. Inserto el juego, espero pacientemente a que se instale y ¡ya está! Mi gozo en un pozo.

Recorrí los mundos de Kingdom Hearts III con una ilusión notable y ésta iba decayendo conforme el juego avanzaba. Gráficos espectaculares, combates muy dinámicos, pero, ¿y el resto de elementos?. Vamos poco a poco.

¿Esto es todo, Kingdom Hearts III?

La historia de KH3 es cuanto menos decepcionante. Viajar por los mundos con Sora, mientras el resto están haciendo tareas importantes tiene menos sentido que nunca. La existencia de las réplicas es un mero recurso para reiniciar todo lo ocurrido hasta entonces y en el momento en que los viajes en el tiempo entran en juego incluso ellos mismos necesitan de un DLC que aclare lo ocurrido, porque nadie lo entiende.

Los mundos están vacíos por muy buenos gráficos y detalles que tengan. Nadie niega que artísticamente son una maravilla, pero apenas se puede disfrutar de estos paisajes debido a la existencia de paredes invisibles que resultan muy molestas teniendo en cuenta la maravilla de escenarios que nos plantean. En algunos momentos encontramos npcs rellenando hueco, pero el vacío radica principalmente en lo inexistente de la interacción con ellos. ¿Y los personajes de Final Fantasy? Ah, sí, en el DLC de pasada.

¿Hablamos también de la poca relevancia de personajes como Kairi o Axel? ¡Quería ver a Axel teniendo una batalla épica con la Llave Espada!. Combates interrumpidos, repetitivos, cierre de historias absurdos, los personajes resultan menos maduros que nunca…Apenas hay un par de escenas emotivas que consiguen ponerte la piel de gallina y me encontré más bien forzando la lágrima. Una guerra de portadores ridícula, carente de madurez y epicidad, un desenlace que nadie entendió. ¿Es este el futuro de la saga?.

Axel es uno de los personajes más desaprovechados de la saga

¿Y cuál es el futuro de Kingdom Hearts?

Hecho el mal, mejor preguntarse sobre qué ocurrió y le respuesta es: Nomura aprende a focalizarte en un proyecto. No hay que ser muy listo para darse cuenta de que Kingdom Hearts III es como un pegote de recortes distintos. El constraste entre las partes hechas con tiempo y las que no es más que visible. Por ejemplo, fijáos en el mundo de Toy Story y en el de Big Hero 6. ¿De verdad pensáis que un mundo como San Fransokyo da para tan poco?

Por si esto fuera poco, acabas el juego con un sabor agridulce y te dispones a continuar investigando, pues ¡sorpresa! No hay nada que hacer más que catorce combates contra enemigos que hemos visto a lo largo del juego, los minijuegos de los flanes y ponte a conseguir la Llave Espada Artema para no hacer absolutamente nada con ella, (al menos hasta el DLC).

Sigo: un potencial como Scala ad Caelum totalmente desperdiciado, un final boss con exactamente la misma finalidad que en los dos juegos anteriores, un family friendly entre villanos y protagonistas que enferma. En resumen, un desastre.

¿Y cuál es la solución para todo eso? ¡Un juego musical!

La situación actual de los videojuegos

Podría seguir enumerando aspectos negativos, pero me está empezando a doler de nuevo. Lo más preocupante es que esta tendencia de sacar juegos incompletos hechos de mala manera o a correprisa empieza a ser lo normal. ¿Que sacan un juego con deficiencias? Pues un DLC, (véase Pokémon Escudo/Espada). Y de esta forma se aprovechan de que los fans de las sagas van a querer ver enmendado el juego que tanto aman y más beneficio para la compañía.

Antes no existían segundas oportunidades y lo que me molesta no es la existencia de los DLCS, sino el trabajo mal hecho, porque van a poder solucionarlo y encima sacar dinero. No me molesta que amplíen el juego principal, me molesta que lo saquen incompleto a propósito. Mirad el ejemplo de Jedi Fallen Orden que tenía todas las papeletas de ser un juegazo hasta que les forzaron a sacarlo a la vez que la última película. Así, un juego que podría ser brillante sale de lanzamiento con bugs y problemas.

Pokémon ha sido una de las sagas que más ha sufrido esta tendencia

Creo que como consumidores y amantes de los videjuegos deberíamos comenzar a cuestionarnos esto. Por eso, cada vez más recurro al producto indie; un buen Hollow Knight o Cuphead. Es el reto de los indies, que no viven de un renombre pasado que les garantice éxito y beneficios y deben esforzarse.

¿Quiere decir esto que todos los juegos de grandes empresas pequen de lo mismo? No.

A la vista está que Crash Bandicot 4 es un gran juego, o Ghost of Tsushima, The Last of Us 2…Pero al menos da para reflexionar sobre el comportamiento de algunas compañías. ¿Vosotros esperáis a estas alturas un buen Final Fantasy después del extraño experimento de Final Fantasy VII Remake? Bueno, creo que eso daría para otro artículo. Quizás lo haga. Yo de momento me despido con un gran dolor en el corazón de tener que escribir estas líneas sobre una saga que tanto me ha dado. En mi recuerdo quedan los grandes momentos y un gran escepticismo hacia el futuro. Espero que Square Enix sepa aprender de sus errores.

¡Nos vemos pronto!

Si os ha gustado este artículo podéis apoyarme en Patreon para seguir dedicándole tiempo y medios a la labor. ¡Gracias!

Raquel Cervantes

Analista de videojuegos, streamer, gamer de nacimiento. Mi primer juego fue Sonic de la Mega Drive, desde entonces no he parado. Tengo un gato negro que se llama Draco. Mi juego preferido seguramente sea Final Fantasy VII.

2 comentarios

  1. Primero felicitaciones por tu página, artículo y dejar la opción de opinar ya que hoy en día muchos solo publican pero no dejan opción de replica para una buena comunicación. Segundo en tu artículo falta mencionar que parte del fracaso fue que tras el éxito del 2, square y disney tuvieron problemas sobre cómo debía usarse los personajes de final fantasy ya que disney queria una vez alcanzado el éxito sacarlos por completo y meter forzadamente solo personajes de sus franquicias, esto llevó a rupturas y retrazo de la secuela. Al final disney ganó y ya vimos el resultado de meter escenarios y personajes sin sentido. No es secreto que disney desde hace años a creado un monopolio, comprando franquicias y queriendo reinventar las sagas a su manera. Como estuvo ocupado en ello le dio lo mismo dejar de lado el proyecto de kh 3, apostando a que los fans enajenados esperarían sin más, consumirian su producto no importando la calidad del mismo, cosa que en parte ocurrió ya que los más viciados lo compraron sin mas (mi pareja me lo pidió, ya que fue fan de las primeras entregas). Algunos ya más maduros, analizando los avances, datos y demás que se fue dando antes del lanzamiento viendo lo que se venía prefirieron no apostar a la nostalgia y ser más prudentes (caso similar con the last us) tras estas decepciones la industria del video juego nos plantea que su interés es que consumas sus productos dejando de lado la calidad, apostando que no seas consumidor exigente y consumas dlc, skins, armas, extras por el simple hecho de que es algo de colección. Deberíamos ser personas así? o ser críticos y exigir calidad, que las compañías den calidad narrativa, historia y sistema de juego, si no entonces como consumidor responsable no adquirir su producto aunque eso sea, dar la espalda a algo que fue importante y te marco de muchas maneras? Pero creo que es la única manera de hacer un cambio real y que las industrias regresen a crear juegos de calidad, que nos den horas de diversión, personajes entrañables, que nos den alegrías y una que otra lagrima derramada, que al terminar quede un vacío por la experiencia y querer más. Sin ello podrán venir kh 4 y 5, pasando por el 3.2, 3.5,3.6.7 y habrá quien lo compre sin más pero poco a poco, quedará un vacío triste, frustración y enojo por ver como algo tan preciado se volvió uno más. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba